Seleccionar página

Que son los ecoesquemas de la nueva PAC

La Unión Europea (UE), persigue alcanzar niveles elevados de protección de la salud y del medio ambiente, por ello incluye a la ganadería entre las actividades industriales con un potencial de contaminación importante, y, por ello, susceptible de control y prevención.

Esto se refleja en la reforma de la Política Agraria Común que se empezará a aplicar en 2023. La reforma pretende alcanzar por tanto mayores objetivos medioambientales y climáticos a través de un nuevo enfoque de lo que se ha definido como «arquitectura verde de la PAC». Todo ello para lograr los objetivos del Pacto Verde Europeo (“Green Deal”), incluidos en la Estrategia “De la granja a la mesa” y “Biodiversidad 2030”.

Estos objetivos se desarrollan en un nuevo término a tener en cuenta: los ecoesquemas .

Estos son una prolongación de las medidas actuales contempladas en la PAC en lo que se conoce como fondo FEAGA, vienen a sustituir a los actuales pagos verdes, y son concebidos como pagos que se abonarían a los que cumplieran condiciones medioambientales adicionales, unas condiciones que cada país debe definir.

Los Estados miembros deben destinar al menos el 20 por ciento de los pagos directos de la PAC a los ecoesquemas, que se dividen en aquellos cuyo importe puede ser calculado como incentivo y aquellos cuyo importe debe ser calculado como compensación.

Su cumplimiento podría ser no obligatorio pero…

Los ecoesquemas de la nueva PAC   no serán de carácter obligatorio pero su no cumplimiento puede hacer que el agricultor o ganaderos pueda llegar a perder hasta el 20% de lo que está cobrando de la PAC, que podría alcanzar hasta el 30% en función de lo que ha reclamado ahora el Parlamento Europeo.

Estas nuevas exigencias con las que deben de cumplir determinados beneficiarios de las ayudas PAC en relación a las Buenas Condiciones Agrícolas y Medioambientales (BCAM), se han intensificado y se encuentran definidas dentro del documento llamado “Condicionalidad Reforzada”

Las BCAM  deben de responder a tres  objetivos  específicos  medioambientales:

  • Cambio climático y la energía sostenible.
  • Desarrollo sostenible y la gestión eficiente de los recursos naturales.
  • Protección de la biodiversidad, los servicios ecosistémicos, la conservación  de los hábitats y los paisajes.

 

Su entrada en vigor no será hasta el 2023

Como se ha indicado, su entrada en vigor no será hasta el 2023, por lo que durante los años 2021 y 2022 se realizará el desarrollo normativo, así como todas las labores de formación e información, para que agricultores y ganaderos puedan acceder más fácilmente a estos ecoesquemas. Será el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) será el encargado de presentar a las comunidades autónomas una propuesta preliminar para debatir sobre los ecoesquemas a aplicar en España.

El objetivo es establecer varios ecoesquemas con la intención de que todo agricultor o ganadero pueda acceder, al menos, a uno de ellos, y sin inconveniente de que tenga acceso a más de uno. Esto incluye a los pequeños agricultores que anteriormente estaban excluidos.

Que proponen los ecoesquemas

Algunas líneas de actuación que propone el MAPA son el pastoreo extensivo, el mantenimiento de cobertura vegetal viva en cultivos, la incorporación al suelo de restos de poda en cultivos leñosos, el fomento de rotaciones con cultivos mejorantes, la aplicación de planes individuales de fertilización, o fomentar la participación en programas de valorización energética de estiércoles y biomasa de origen vegetal.

Además, desde diversas regiones y colectivos se han formulado propuestas sobre posibles ecoesquemas como podrían ser los pastos mediterráneos y dehesas, los sistemas extensivos de cultivos permanentes, la producción ecológica, la producción integrada, la agricultura de conservación, o las producciones amparadas con marcas de calidad o trashumancia. Esto supone mayores oportunidades de financiación para las explotaciones ecológicas.

Lo que está claro es que dentro de estas nuevas propuestas, se tendrá que priorizar la prevención, actuando sobre las fuentes de emisión de contaminantes, en especial, las de aquéllos que son potencialmente más tóxicos y nocivos.

Como encaja el  proyecto Humus-Spain en los ECOesquemas

Ecoesquema 3 que tiene como objetivo mejorar la fertilidad y estructura del suelo (y en consecuencia su capacidad de secuestro de carbono), reducir la incidencia de malas hierbas, erosión y demanda hídrica.

El humus es el abono orgánico más rico en Materia Orgánica (MO) y por lo tanto la enmienda más poderosa que podemos verter sobre el suelo para mejorar su estructura y fertilidad.  Estos son los condicionantes más importantes para que un suelo pueda convertirse en sumidero de carbono con capacidad de «secuestrar carbono».

El vertido del estiércol directamente sobre el suelo en la mayoría de las ocasiones, no puede llegar a ser absorbido en su totalidad y puede generar sobre-nitrogenación y contaminación de suelos y aguas por nitratos. Esto a su vez origina emisiones de amoniaco y metano a la atmósfera. Su conversión en humus en vez de uso directo sobre el suelo, para posteriormente ser aportado como enmienda orgánica soluciona estos problemas ambientales.

Por otra parte, el humus es rico en ácidos húmicos que favorecen la creación de aglomerados en el suelo mejorando su estructura y aireación evitando su desertificación. Tiene una gran capacidad de retención hídrica y es rico en carbono, elemento fundamental para regular la fijación de otros minerales en forma de macro y micronutrientes.

Ecoesquema 5 que hace referencia al compostaje y tiene como objetivos la reducción de emisiones, incrementar la materia orgánica en el suelo para mejorar su estructura, retener la  humedad, reducir la erosión y uso de fertilizantes.

Mediante la puesta en marcha del proceso de reciclaje que propone el proyecto, se podrán obtener grandes cantidades de humus para poder verter sobre los suelos tanto agrícolas como no agrícolas para crear suelos capaces de cumplir con los objetivos del ecoesquema 3.

Ecoesquema 4 que hace referencia a la agricultura de precisión, tiene por objetivo mantener un aporte de nutrientes ajustado a las necesidades reales de los cultivos, minimizando sus pérdidas y reduciendo el impacto en el medio ambiente.

Si queremos una agricultura que sea capaz de poder alimentar a la creciente población mundial sin aumentar los costes ambientales, debemos de ser capaces de aumentar dicha producción alimentaria de una forma más precisa y sostenible. Unos suelos abonados con humus serán unos suelos más sanos capaces de producir mayores cosechas y de más calidad.

 

 Conoce más aquí sobre el poder del humus

 

Esta es la lista completa de ecoesquemas:

 

Lista completa de Ecoesquemas

Ecoesquema 1. Mejora de la sostenibilidad de los pastos, aumento de la capacidad de sumidero de carbono y prevención de incendios mediante el impulso del pastoreo extensivo’. Objetivo: manejo racional de los pastos y realización del pastoreo en otras superficies aumentando la capacidad de absorción de carbono y disminuyendo el riesgo de incendios.

Ecoesquema 2. Manejo apropiado de los pastos. Siega de prados y márgenes sin segar. Objetivo: evitar la pérdida de la actividad de siega de los prados, evitando la desaparición de ciertos hábitats y especies.

Ecoesquema 3. Prácticas para la mejora del carbono orgánico, la calidad y la fertilidad del suelo en tierra arable: fomento de la rotación de cultivos con especies mejorantes’. Objetivo: mejorar la fertilidad y estructura del suelo (y en consecuencia su capacidad de secuestro de carbono), reducir la incidencia de malas hierbas, erosión y demanda hídrica.

Ecoesquema 4. Agricultura de Precisión. Plan de gestión de nutrientes. Objetivo: aporte de nutrientes ajustado a las necesidades reales de los cultivos, minimizando sus pérdidas y reduciendo el impacto en el medio ambiente.

Ecoesquema 5. Prácticas alternativas a la quema al aire libre de restos de cosecha y poda. 5.1.- Cubiertas vegetales inertes. 5.2.- Valoración energética de biomasa de vegetal. 5.3.- Compostaje. Objetivo: reducción de emisiones. Asimismo, evitar erosión, incrementar materia orgánica y mejorar estructura, reducir uso de fertilizantes, retener humedad. También, impulsar reemplazo del uso de combustibles fósiles e incrementar materia orgánica y mejorar estructura, reducir erosión y uso de fertilizantes.

Ecoesquema 6. Agricultura de precisión. Fomento de aplicación de planes individuales de uso sostenible de productos fitosanitarios’. Objetivo: mejor uso de fitosanitarios contribuyendo a la reducción de los riesgos y efectos perniciosos para la salud humana y del medioambiente.

Ecoesquema 7. Prácticas para la mejora de la conservación del suelo mediante cubiertas vegetales vivas en cultivos leñoso’. Objetivo: evitar la erosión del suelo con una cobertura vegetal viva y conseguir otros efectos beneficiosos (incremento materia orgánica, mejora estructura suelo, mejora biodiversidad, etc…).

Ecoesquema 8. Prácticas para prevenir la erosión del suelo y mejorar su contenido en carbono y materia orgánica’: Agricultura de conservación-siembra directa. Objetivo: prevenir la erosión del suelo y mejorar contenido en materia orgánica, estructura, biodiversidad, retención hídrica, etc.

Ecoesquema 9. Prácticas para la mejora de la biodiversidad. 9.1.- Establecimiento de márgenes multifuncionales y/o islas de biodiversidad y 9.2.- Establecimiento de zonas de no cosechado y mantenimiento del cultivo. Objetivo: favorecer la biodiversidad, mejorar poblaciones de insectos y aves y facilitar la movilidad de la fauna entre territorios y disponer de zonas de refugio.