El proyecto circular Humus-Spain y el proyecto de Real Decreto /2020

PROYECTO DE REAL DECRETO /2020, POR EL QUE SE ESTABLECEN NORMAS PARA LA NUTRICIÓN SOSTENIBLE EN LOS SUELOS AGRARIOS

 

El proyecto circular Humus-Spain se encuentra completamente alineado con este Real decreto que regula la fertilización de los suelos y la producción de fertilizantes comienza diciendo lo siguiente:

La sociedad actual demanda de las Administraciones Públicas la aplicación de una política que permita disminuir el impacto ambiental de la aplicación en los suelos agrarios de productos fertilizantes y otras fuentes de nutrientes o materia orgánica, todo vez se alcanza el nivel de producción agrícola necesario para proveer al sistema alimentario.

Por otro lado, la Comisión Europea también integra transversalmente la política medioambiental en las demás políticas comunitarias, como se refleja en el Pacto Verde Europeo. Entre las herramientas principales de este pacto en el sector agrario, se encuentra la Estrategia «De la granja a la mesa» en donde se busca diseñar un sistema alimentario justo, saludable y ecológico. Esta estrategia impone unos objetivos ambientales muy ambiciosos entre los que se encuentra uno referido a la fertilización y buen estado agronómico de los suelos. Establece como meta reducir, al menos, a la mitad las pérdidas de nutrientes, sin deteriorar la fertilidad del suelo.

Aunque existen normas sectoriales que ya regulan aspectos concretos en el citado ámbito, se hace preciso aprobar una norma que establezca un marco general básico, de aplicación en toda España, para conseguir, regulando un aporte sostenible de nutrientes en los mencionados suelos, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y otros gases contaminantes, en especial el amoniaco, evitar la contaminación de las aguas, tanto superficiales como subterráneas, preservar y mejorar las propiedades biológicas de los suelos agrarios, potenciando su manejo como “suelos vivos”, evitar la acumulación de metales pesados y otros contaminantes en los suelos agrarios, y preservar la biodiversidad ligada a los suelos agrarios.

Si se leen los objetivos del proyecto se podrá comprobar su sintonía con los de este real decreto:

a) Gestión sostenible de la nutrición de los cultivos
b) Mantenimiento o incremento, en su caso, de la materia orgánica de los suelos agrarios

c) Reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y lucha contra el cambio climático

  1. d)  Reducción de emisiones de otros gases contaminantes, en especial el amoniaco
  2. e)  Evitar la contaminación de las aguas, tanto superficiales como subterráneas
  3. f)  Preservar y mejorar las propiedades biológicas de los suelos agrarios, potenciando su manejo como “suelos vivos”
  4. g)  Evitar la acumulación de metales pesados y otros contaminantes en los suelos agrarios
  5. h)  Preservar la biodiversidad ligada a los suelos agrarios.

Enlace al contenido completo de este Real Decreto

Plan europeo para la producción agrícola

La agricultura ecológica desempeñará un papel esencial en el desarrollo de un sistema alimentario sostenible para la UE cuyo objetivo será el de producir alimentos de alta calidad con bajo impacto ambiental, y es en este punto donde el proyecto circular Humus-Spain puede contribuir con una gestión sostenible de los biorresiduos y la producción de fertilizantes orgánicos para esta agricultura ecológica.

«La producción ganadera es fundamental en la organización de la producción agrícola de las explotaciones ecológicas, ya que proporciona la materia y los nutrientes orgánicos necesarios para la tierra en cultivo y contribuye así a la mejora del suelo y al desarrollo de una agricultura sostenible”. (Artículo 4.14 Reglamento (CE) 834/2007).

La producción ecológica se encuentra completamente alineada con la estrategia «de la granja a la mesa» del Pacto Verde, que ha fijado un objetivo de «al menos el 25 % de las tierras agrícolas de la UE dedicadas a la agricultura ecológica de aquí a 2030».

 

Para alcanzar este objetivo y ayudar al sector de la agricultura ecológica a alcanzar todo su potencial, la Comisión presenta un plan de acción para la producción ecológica en la UE. Un plan de acción que se divide en tres ejes interrelacionados. Sobre el tercero de ellos titulado «Los productos ecológicos dan ejemplo: mejorar la contribución de la agricultura ecológica a la sostenibilidad» puede actuar el proyecto.

El objetivo de la comisión es mejorar la contribución del sector orgánico a los retos medioambientales y de sostenibilidad mediante acciones centradas en reducir la huella climática y medioambiental del sector, aumentar los rendimientos de los cultivos, desarrollar alternativas a los insumos conflictivos y otros productos fitosanitarios, mejorar el bienestar de los animales, y hacer un uso más eficiente de los recursos.

La puesta en marcha del proyecto circular Humus-Spain está completamente alineada con esta estrategia de la Comisión. El uso de las enmiendas orgánicas que se obtendrán como resultado del reciclaje de estiércoles, servirán para abastecer de fertilización orgánica a los cultivos ecológicos por un lado. Y el propio reciclado de los residuos ganaderos mejorará las condiciones de los propios animales en la granja, y reducirá los efectos negativos que para el clima tiene su acumulación o mal uso como fertilizante nitrogenado.

El uso de fertilizante orgánico a nivel local, reducirá la dependencia de la producción externa de fertilizantes inorgánicos, lo que contribuirá a reducir la huella de carbono tal y como pretende la UE.

 

La agricultura ecológica con aproximadamente un 30% más de biodiversidad que la tierra cultivada convencionalmente, contribuye a la protección del medio ambiente y el clima, la fertilidad a largo plazo del suelo, un medio ambiente no tóxico y unos altos niveles de bienestar animal.

 

Descubre aquí todo sobre este plan europeo para la producción agrícola:

 

 

Conoce aquí el verdadero potencial del humus de lombriz.